El divertido entierro de la sardina acaba con los carnavales

23/02/2012

Noticias

Una veintena de personas se reunía este martes en la plaza de la Iglesia de Benetússer para celebrar un entierro muy peculiar.  Unos padrinos vestidos de esmoquin y con aire severo presidían el desfile funerario seguidos de las viudas plañideras. En sus rostros había lágrimas pero no de dolor, sino de la risa.

De cuerpo presente “la sardina”, el objeto y pretexto de esta fiesta que ironiza sobre la Cuaresma cristiana.

Este es el segundo año que se celebra el entierro de la sardina en Benetússer, organizado por la Asociación de Carnavales. En esta ocasión comentan que “la sardina no pesa pero ya huele”sobre todo porque el año pasado no pudo quemarse como es tradición debido al mal tiempo.

A las 8 de la tarde esta alegre comitiva partía hacia la plaza del Ayuntamiento. Algunos vecinos miraban la procesión con curiosidad, otros con cierto estupor al ver a las viudas desconsoladas llorándole a una sardina de corcho.
El “entierro” finalizó con una fogata en la plaza del Ayuntamiento y una degustación de sardinas para todos los presentes.

La Asociación de Carnavales también celebraba el sábado por la tarde su fiesta de Carnestoltes disfrazados de ángeles y trajes de época a lo Luis XVI, la mayoría de confección propia.
Sus 23 miembros junto a otros tantos vecinos , entre los que se encontraba Eva Sanz disfrazada de Sheriff, dieron rienda suelta al jolgorio por las calles del centro del pueblo.

La reina del carnaval, Emilio, lucía un artesanal atuendo ángel-y-demonio,”me han elegido mis compañeros democráticamente” decía sonriente. Como es costumbre en estas fiestas se alternan los roles entre hombres y mujeres como Dionisia y Severino que se disfrazaron de novio y novia respectivamente.

Pedro Gómez, el presidente de la Asociación, anima a todos los vecinos a apuntarse a este colorido grupo que cada año gana nuevos miembros y que empezó con tal solo 7 socios. Las personas interesadas en participar pueden escribir a esta dirección o bien visitar su sede en la Calle Miguel Hernández 25.

Con el entierro de la sardina se marca el punto y final a las fiestas de carnavales de Benetússer que han puesto la nota de color a este mes de febrero.

VN:F [1.9.17_1161]
Votos: 0.0/5 (0 votos emitidos)
, ,

Sobre Javier Marco

Licenciado en periodismo, experto en comunicación online, nuevas tecnologías y contenidos audiovisuales.

Ver todos los artículos de Javier Marco

Sin comentarios aún.

Deja una contestación